Páginas vistas en total

martes, 15 de marzo de 2011

HECHICERA Y LOS TROLLS



. Una noche mientras los habitantes del bosque dormían placidamente; en casa de nieves (Hechicera del Bosque) estaba ocurriendo algo muy malo. entraron unos seres muy extraños, tras los ruidos que causaban nieves se despertó, empezó a gritar pero nadie la oía, (Bueno la Sire si pero pensó que era que tenia compañía masculina y se lo estaba pasando pipa, y que equivocada que estaba. Por eso se tapo los oídos e intento dormirse de nuevo) estos la cogieron la amordazaron y se la llevaron, no sin antes destrozar parte del mobiliario intentando reducirla. Al amanecer cuando la Sirenuca se despertó y vio el desaguisado que había en la casa comenzó a preocuparse y llamo a su novio por teléfono. Este se presento corriendo como una bala y al llegar y verlo todo patas arriba llamo a Manel a Ángelita y a Sara y a la brujita Pili. Cuando todos llegaron empezaron a preocuparse de veras, todos se preguntaban por ella pero no sabían nada de lo ocurrido. Hasta que entraron en su habitación y un hedor nauseabundo les hizo retroceder.- ¡¡ Han sido los “Trolls”!! . Dijo Toca.- Solo ellos producen y dejan este pestazo. (El lo sabia porque estos seres lo habían atrapado en una ocasión y lo estuvieron torturando durante días intentándole sacar punta en la cabeza con una piedra de amolar en movimiento y otras atrocidades como hacerle bailar sujeto con una cadena agarrado por los cataplines) – Debemos de hacer algo. Dijo la Bruji.- ¿Y tú no has oído nada?. Pregunto Manel a la Sirenuca.
-¡¡ Pues si!!. Pero pensé que se estaba dando el filete con alguien. Pero me extraño mucho porque precisamente esta noche había luna llena…
Sara miro a Ángelita y a Manel de reojo y estos dos se pusieron como un tomate de rojos.
-Será mejor que miremos a ver si encontramos alguna huella para poder seguir y rescatar a nuestra amiga.- Corto tajante Pili, al ver que el comentario de la “Sardina” podía poner en aprietos al “Cocinitas y la Bruji”. Y es que todo el Bosque sabia lo que pasaba en las noches de “Luna llena”, pero la verdad es que se hacían los tontos pa no incomodarles. Y claro la verdad es que con los gritos que pegaban estos dos esa noche, nadie a excepción de Sirenuca oyó los de Nieves que eran de auxilio y no de otra cosa…


-Llamare a papa Lobo y seguirá su pista con su fino olfato, solo tenemos que darle a oler una prenda de Hechi. Dijo Sara.
- Eso no va a hacer falta. Respondió el enano.- Yo también se hacerlo. Y ante el asombro de todos y la mirada de reproche de su novia, copio del cajón de la mesita de noche unas braguitas de Nieves y se las paso por las narices, saliendo como un cohete de la casa y seguido por todos los demás.
El bicho corría que se las pelaba, parecía estar como hipnotizado y no respondía a las voces de los demás que le gritaban que no corriera tanto y a los gritos de su novia que le decía.- ¡¡ Ya te arreglare yo a ti cuando te pille “Rastreator”!!¡¡ Ya veras ya “Olfato de oro”!!...Y un montón de cosas más que me da vergüenza poner aquí…
Atravesaron todo el Bosque y más allá y en lo alto de un cerro, el Bicho se detuvo de pronto y levantando una pierna y con la cabeza como si de una pintura “Egipcia” se tratase y al igual que los perros de caza señalo con el dedo índice diciendo.-¡ Allí está en aquella cueva que se ve allí abajo entre la maleza!. Todos llegaron exhaustos junto a él y miraron a donde indicaba. Todos menos la Sire que se saco un zapato y se lío a zapatazos con él dándole en todo el “Hocico”. Lío una que tubo que mediar Manel.- ¡Ya esta bien les dijo, dejad vuestros líos para otro rato! Ahora lo que interesa es trazar un plan y rescatar a nuestra amiga.
Mientras en la cueva; Hechicera era torturada por los Trolls. Estos eran solo tres, pero más guarros y que si fueran una “Piara de cerdos” y mucho más feos que “Pegarle a su padre con un calcetín sudao”…Feos pero feos feos de verdad…La tenían atada a una silla y le habían puesto canciones de Manolo Escobar y del Fari…(Vaya bichos más crueles)…Y decían que solo la soltarían si esta les cedían parte de sus poderes mágicos…
Nuestros amigos como sabían que a los Trolls les gusta mucho la sopa de ajo, decidieron hacer el caldero de la Bruji hasta arriba del todo de sopa a la que le añadieron un potente somnífero…(Peor y mucho más potente que las canciones que le ponían ellos a Hechi). Así que esperaron a la noche y cuando ya estaba lista, Ángelita comenzó a gritar.- ¡¡ A LA RICA SOPA DE AJO!!¡¡ VENID A COMERLA QUE HAY PARA TODOS, CARAJOOO!!.
Los Trolls que no pudieron evitar el sentirse embriagados por el olor de la sopa y como sabían que las Brujas eran sus amigas y en más de una ocasión les habían dado de comer a cambio de sus servicios, no sospecharon nada y salieron de la cueva armados de sendas cucharas que más bien parecían los remos de una barca de grandes que eran y se lanzaron sobre la sopa zampándosela toda en un santiamén con el resultado esperado por todos. Cayeron al suelo como fulminados y roncando como los cerdos que eran. Momento en que aprovecharon todos nuestros amigos, y liberaron a Hechicera, que en cuanto salio de la cueva pregunto por Manel y Ángelita, pues habían desaparecido de repente y es que había luna llena.
Regresaron todos al Bosque menos ellos dos, que no los encontraron por ningún sitio. No sin antes lanzar un conjuro a los Trolls para que no volvieran por el bosque durante una temporada. Y eso si, los llevaron de vuelta a su cueva después de lavarlos y asearlos. (No querían que los rayos del sol los convirtieran en piedra) Cosa que disfrutaron como locas haciéndolo, Sirenuca y la Brujita Pili…(Los peinaron y hasta les hicieron trenzas y les pusieron lazos de colores diciéndoles que así estaban más guapos…
Y así por una temporadita volvió la tranquilidad al Bosque. Claro esta a no ser por los aullidos que se oían todas las noches mientras duro la luna llena.

1 comentario:

  1. No he podido dejar de leerlo hasta el final!!!, te vas superando amigooooooo!!!

    ResponderEliminar