Páginas vistas en total

miércoles, 2 de marzo de 2011

La reconciliacion del par de dos

El Bosque estaba patas arriba y nunca mejor dicho. El duende y la Sirenuca habían tenido una bronca de padre y muy señor mío, y desde entonces el Toca ni se preocupaba de cuidar el Bosque ni de ayudar a Manel en la cocina.
La bronca había sido tal que la Sirenuca decidió volver al Fondo de los Mares con su padre y hermanas… Desde entonces el “Fantasma del duende” deambulaba por el Bosque con la cabeza baja y apesadumbrado… Si si el “Fantasma”, porque eso es lo que parecía “Un alma en pena”. Sin afeitar y con unas greñas que le llegaban hasta la espalda y lo peor de todo con la misma ropa interior (No se había aseado ni cambiado de ropa y muda desde el día de la pelea).
Así andaba por el Bosque y en dirección a la Cascada Mágica que ocultaba la entrada al que antes era el Bosque Negro e iba a ir a esconderse en la cabaña en la que había nacido, (Ver LAS AVENTURAS DE SIRENUCA Y TOCA WEPS EN EL BOSQUE NEGRO) iba hacia allí lleno de rencor y carcomido por los celos. La Sirenuca se había conectado desde el Fondo del Mar en Facebook y puesto el comentario de que tenía otro novio y además subió la foto del “Presunto”. Cuando de repente aparecieron ante él tres hermosas hadas. El las conocía de vista pues en la Batalla para rescatar a su novia ( Ahora ex…) eran de las que más caña repartieron junto a su Jefa Saritina. Ellas le sonrieron y el pensó- ¡Bah!...
-¿A donde vas?.- Le pregunto la que parecía más decidida.
- ¡A perderme en el Bosque!. Respondió
- Últimamente estas muy descuidado.- Dijo la pequeña hada.- ¿Por qué no vienes con nosotras, que cuidaremos de ti y haremos que se te pasen todas las penas y el rencor que sientes hacia tu novia?
El duende pensó que no tenía nada que perder y se dejo llevar…
Dos de ellas lo sujetaron por los brazos y la otra de la parte de atrás de los calzones (En el sitio en que la espalda cambia de nombre). Las hadas lo llevaron volando hacia un lugar en lo más profundo del bosque. Un sitio que solo conocen las hadas y los elfos. ¡Y claro está la Hechi, que para eso el Bosque es suyo!… Allí había un manantial con un pequeño estanque cuyas aguas eran “Milagrosas”, pues devuelven la juventud a quien beba de él. Las Hadas sin pensárselo dos veces, dejaron caer en él al enano…Que por poco se ahoga, cayo como un plomo en el agua y como no sabe nadar se quedo varado en el fondo y con la cabeza enterrada en el lodo. Las hadas lo sacaron estirando de los pies y lo llevaron a la orilla. Allí le desprendieron de su ropa y mientras una lo enjabonaba entero de pies a cabeza, otra le cortaba el pelo y la otra le afeitaba. Cuando acabaron con él una de ellas le dijo- Mírate en el agua, ¿ a ver si te gusta como te hemos aseado?. El bicho al hacerlo se llevo tal sorpresa que levanto las manos a la cabeza (Todo el tiempo las tubo abajo, ocultando sus vergüenzas a los ojos de las haditas) y se quedo patidifuso y sin saber que decir. Aquel que veía no era él, aquella cara hacia como unos 130 años que no la veía. Había tragado tanta agua que había rejuvenecido una barbaridad (No aparentaba más de 20 o 25 años), estaba hecho un chaval…
Las hadas lo estuvieron cuidando y mimando e incluso dándole todos los caprichos y colmándole de besos, durante más de tres semanas (Según ellas para que se animara, que le veían muy “Bajo de moral“ desde que había reñido con la Sire). Y la cosa hubiera seguido de no ser que un día, Saritina y la Hechicera tuvieron que ir al estanque y los vieron allí a los cuatro. Las haditas estaban intentando levantar la moral al duende. Después de tantos días y noches sin dejar de pensar en su amada, este la tenia por los suelos y ya no había quien se la levantara y mira que lo intentaron de todas las formas y maneras, además al pobre ya no le quedaba ni una gota de “Rencor”, las hadas se lo habían quitado todo todo…
Saritina les dio una buena reprimenda a las “Casquivanas” de las hadas. Y Hechicera agarro al duende de una de sus orejas y lo saco arrastrando de allí hacia el Restaurante, y dándole la “Vara” por el camino…



Al verlo, Manel también le canto las cuarenta y la Bruji no paraba de mirarlo de arriba abajo y de relamerse en silencio y cuando el avergonzado duende alzaba los ojos para mirar resignado a los que le estaban dando la bronca, la Bruji cerraba y abría la boca como queriendo morder y decía .-¡¡Ñam ñam!!...
El duende cabizbajo y asustado por los gestos de Ángelita, pidió perdón a los tres y prometió portarse bien y en ocuparse de sus quehaceres que tenia tanto tiempo abandonados…
Al fin llego la noche y después de cenar todos juntos, Toca se despidió deseándoles las Buenas Noches y diciendo que ya se verían a la mañana siguiente.- Ángelita le guiño un ojo y le tiro un beso. Pero él no se dio ni cuenta o si lo hizo, paso del tema…
Lo que nadie sospechaba es que aquella misma noche el enano se iba a fugar del Bosque en busca de su amada (Cuando la encontrara pensaba pedirle perdón de rodillas e incluso se hizo el propósito de pedir su mano al mismísimo Poseidón “O sea a su padre”)…Así que espero a que todos estuvieran dormidos (Pues lo habían visto tan mal que decidieron quedarse Hechi y los demás a dormir en casa de Manel)…Y salio sigilosamente y sin hacer ruido por la ventana de su habitación…
Salio en dirección a la playa donde se conocieron tiempo atrás llevaba consigo una bolsa con el equipo de submarinista que le había regalado Manel, cuando le dio la locura de ir a pescar calamares y pulpos, pero nunca lo uso (No sabe nadar). Pero al llegar a ésta no vio rastro de su amada. Paso mucho tiempo allí sentado en el embarcadero, como si esperara verla aparecer de un momento a otro y desesperado y viendo que no era así, arrojo una rama gruesa de árbol al agua y armándose de valor y sin otro tipo de embarcación que tuviera a mano salto sobre ella y ayudándose con los pies y remando con las manos se adentro en el mar….No le importaban ni las inclemencias del tiempo ni los peligros que pudieran acecharle. Solo pensaba en encontrar a su sirenita del alma y pedirle perdón y hasta su mano. (Bueno o su Cola o lo que sea). La cuestión es que no volvería al Bosque si no era acompañado de ella.
Lo que él no imaginaba ni sospechaba en ningún momento es, que su amada había dejado allí escondido junto al embarcadero, a su fiel guardaespaldas Sebastian. Con la misión de avisarla en cuanto el enano apareciera por allí. Cosa que hizo nada más vio que el duende se subiera a su improvisada embarcación.
Llevaría navegando como 5 o 6 horas cuando se quedo dormido, agotado por el cansancio. Dormía tan profundamente, que no se dio cuenta de que por allí merodeaba una “Orca” hambrienta, que al verlo se abalanzó sobre él engulléndolo de un solo bocado.
Cuando despertó lo hizo en un sitio oscuro y que además olía muy fuertemente a pescado. Encendió la linterna que llevaba en la bolsa y entonces se horrorizo; Estaba dentro de la barriga del cetáceo. Entonces se sintió perdido y sin saber que hacer para salir de allí. Ya era la segunda vez que se lo tragaba algún “Bichejo” y empezaba a estar hasta los Weps. Por mas que le daba a su pequeña cabeza, no encontraba la solución a como salir de allí y su desesperación crecía por momentos solo de pensar en que ya no vería nunca más a su querido “Amorcito”.
Mientras todo esto ocurría, en el Bosque... Habrían pasado ya unas dos horas desde que se fueron todos a dormir, cuando Ángelita se le ocurrió el levantarse para hacer una visita al enano. Y al abrir sigilosamente la puerta de la habitación de este, lanzo un grito que se oyo desde la otra punta del Bosque.-¡¡ EL TOCA SE HA IDO VENID TODOS!!. Gritaba (Más por no encontrarlo en su camita, que no por el echo de que se hubiera largado)…Una vez se reunieron todos en la habitación del enano, dijo.- ¡Este se ha largado a buscar a su sardinita!...Todos asintieron, pues pensaban lo mismo. – Tenemos que ir a buscarle, no vaya a ser que le ocurra alguna desgracia.- Dijo
la Hechicera.
Y así partieron todos en su busca.
Sebastian en el momento que vio adentrarse en el mar al enano, nado lo más rápido que pudo hasta llegar al Palacio de Poseidón en el fondo del mar. Una vez allí contó que Toca se había adentrado en el mar a bordo de una rama de árbol, para ir en busca de Sirenuca… Ésta no sabia si reír o llorar de la alegría al saber que su enano aun la quería. Su padre al darse cuenta le comento.- ¿Y porque no vas a su encuentro, no sea que le ocurra algo malo?...
De este modo (Con la aprobación de su padre) y siempre acompañada de Sebastian, partió al encuentro del enano.
En resumen: Que le buscaban sus amigos del Bosque y también su Amorcito…
…Pero mientras el duende estaba desesperado. Encerrado en la barriga de la Orca, sin poder moverse y sin poder hacer ninguna gamberrada y lo peor de todo: Sin ordenador ni INTERNET…El pobre lo estaba pasando muy mal de verdad…
Lo que él no sabia es que como Manel no era “Tonto”, se había imaginado que el duende saldría a buscar a su exnovia tarde o temprano; le había puesto un localizador GPS en el traje de “Duende Rana”. Así que cogieron la barca que usaba Hechicera para dar sus paseos por mar y de dirigieron rumbo a la señal o sea mar muy muy adentro…
La Orca que estaba tomando el sol como si nada, vio acercarse la barquita a lo lejos y como era prima de la Orca Ulises y tía por parte de madre de Willy, sabia por ellos que los Humanos solían dar comida a las Orcas, por lo que pensó.- ¡¡Me acercare a ellos y a lo mejor me echan algo de comer!!...Cuando estuvo junto a ellos, en vez de comida lo que le echaron fue una bronca de “Cuidado”.Ángelita no paraba de repetir.-¡ Orca mala, escupe al enano!.
La Orca que no sabia por donde venían los tiros pregunto.- ¿Qué enano?. Yo solo me he comido un pajarillo que estaba encima de una rama, y que por cierto es muy indigesto. ¿No se porque tengo la barriga revuelta?...
Saritina le explico que era el enano que iba subido encima de la rama y no un pajarillo.
La Orca se disculpo alegando .- Es que últimamente no veo muy bien pero ya tengo visita con el oftalmólogo para el mes que viene…
Nuestros amigos la disculparon y le rogaron que dejara salir al Toca.
Como ésta no sabia como hacerlo si no era vomitando, contesto.- Pues eso no creo que pueda ser hasta que no vaya a hacer “Popo”. Pero entonces, María Pilar que se sabia de memoria el cuento de “Pinocho”.Propuso: ¿Y si le hacemos estornudar?.
Manel sin pensárselo dos veces saco un bote de pimienta de su “Botiquín de campaña”, ya que siempre llevaba en él sal, pimienta, aceite y vinagre (Por lo que pudiera pasar) y lo vació casi por entero en la nariz de la Orca…Esta, naturalmente no tubo otro remedio que estornudar y lo hizo tan fuerte; que salio un gran surtidor de agua por ella y justo arriba del todo Toca-Weps, igual que “l’ou com balla” (Tradición originaria del día de Corpus en la Catedral de Barcelona, que consiste en poner un huevo vacío y tapado con cera en lo alto del chorro de una fuente surtidor para que gire y baile sin caer).
Después de despedirse del cetáceo y de insistir en que no dejara pasar la visita al “oculista” y de darle la consabida bronca al enano, volvieron hacia la playa con la promesa de ayudarle a recuperar el amor de Sirenuca y de que él no intentara ir solo a verla…Cuando llegaron a tierra, Manel hizo una tortilla de patatas y se la comieron entre todos mientras pensaban la forma de ayudar al enano…
Pero mientras todo esto ocurría: Sirenuca y Sebastian iban al encuentro de Toca. Iban nadando felices y contentos, cuando se vieron sorprendidos por la Hechicera de las Profundidades (Una archienemiga de Poseidón y fea y rara de cuidado; mitad del cuerpo para abajo con patas de calamar y la parte de arriba de mujer, “Eso si fea de cuidado, con gafas y nariz de payaso y cabello de coral”). Atrapo a Sirenuca y Sebastian en una red que coloco a su paso y se los llevo a su gruta en los “Abismos Marinos”…

La sirenita estaba en un rincón de la gruta llorando.-¡¡ BUUUUAAAAA!!¿¿ QUE SERA AHORA DE MI NOVIO??¡¡BUUUUAAA, YA NO LE VERE MÁAASSS, BUUUAAAAAA!!. La “Bruja de Mar”, estaba hasta el “moño” de oírla llorar. Por lo que le dijo a Sebastian.- ¡Tu pedazo de “Cangrejo”, ahora mismo vas a ir a ver a su padre y le vas a decir, que si quiere ver a su hija sana y salva que tiene que estar dispuesto a pagarme un rescate!. Sebastian asintió con miedo y la Bruja le dejo libre, no sin antes advertirle.- ¡Y dile que si intenta engañarme, no la volverá a ver jamás!.
El cangrejo salio nadando más rápido que un cohete, pero en lugar de ir a avisar al padre de Sirenuca, se fue en dirección a la playa donde se encontraban todos los amigos del Bosque merendando la tortilla de patatas…Nadaba mientras pensaba.- ¡Si regreso ante Poseidón sin la Sire, es capaz de convertirme en “Crema de Marisco”, mejor me voy hacia el Bosque y le pido ayuda a Hechicera y Manel…
Llego exhausto a la playa y justo cuando iban a dar cuenta de la tortilla todos nuestros amigos. Al verlo llegar corriendo por la arena, Toca le preguntó .- ¿¿Qué es lo que ha pasado??. Temiéndose lo peor al ver al Cangrejo en el estado de excitación en el que venia (Parecía que le iba a dar un PATATÚS)…Sebastian les contó lo ocurrido y decidieron ir todos a rescatar a Sirenuca.
Así que prepararon los trajes de neopreno, las aletas de buceo y todo el equipo necesario para sumergirse en el mar y así rescatar al “Amorcito” del duende. Subieron a la barca y guiados por Sebastian se hicieron a la mar nuevamente.
Pronto llegaron al lugar en que les indico el cangrejo.- ¡Aquí es!. Dijo.
Y sin pensárselo saltaron todos al agua, precedidos de Sebastian y Toca , este armado con el tenedor haberse comido la tortilla como si fuera un tridente.
La “Bruja Bicho” los vio llegar y no podía aguantarse la risa al ver aquel ejercito improvisado de buceadores y capitaneados por un cangrejo y un duende…
Se coloco defensivamente delante de la gruta y agitando sus tentáculos como las aspas de un molino.
Toca intentó colarse por la parte de abajo, y la malvada Bruja se lo impidió sujetándole por la botella de oxigeno y arrancándosela de un tiron…El duende se sintió perdido…Sin oxigeno moriría a manos de la bruja “Cefalópodo” noto como la cabeza le daba vueltas, pero entonces: ¡Oh sorpresa! Se dio cuenta de que respiraba sin necesidad de ella…(Todo humano “en este caso duende”. que es besado por una sirena de la que esté enamorado, puede respirar bajo el agua siempre que su amada se halle cerca).
Así que aprovechando que ya no le prestaba atención, rodeo a la Bruja y le dio unos toquecitos en el hombro. Cuando está se giro el enano le clavo el tenedor en toda la nariz (Y creedme, eso duele) con todas sus fuerzas, con lo que logro que la Bruja saliera huyendo y pudiendo rescatar a su novia que no daba crédito a sus ojos al ver como su “Amorcito” hacia poner “Tentáculos en Polvorosa” (Vamos que salio por Tentáculos) a la archienemiga de su papaíto, y lo guapo y joven que estaba.
Una vez rescatada y ya todos en el Bosque incluido Sebastian, mandaron un EMAIL a Poseidón diciendo que todo estaba en orden y que Sirenuca volvía a quedarse en casa de Hechi y que se había reconciliado con su novio. Por lo que todos, felices y contentos hicieron una fiesta para celebrarlo. Pero no se dieron cuenta de que Manel y Ángelita se fueron antes de que anocheciera…¡¡Y es que ese día había “Luna llena”…¿¿Ande andarían??...¡¡No sé!! ¿¿Y vosotros??... Je je je…¡¡Aaaaaaaaauuuuuuu!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario