Páginas vistas en total

viernes, 6 de enero de 2012

LECHUZA ROJA ATACA EN NOCHE BUENA

Era la noche de Navidad y Toca-Weps había salido de casa en dirección a casa de la Hechicera para reunirse con su novia y cantar villancicos y que le tocara la zambomba mientras el le tocaba a ella la pandereta. (Y no seáis mal pensad@s, que es que a Sirenuca se le daba muy bien eso de tocar la zambomba).
Iba abstraído en sus pensamientos y chorradas, cuando vio entre los árboles a una figura rechoncha que parecía esconderse para evitar el ser visto.
Esto le choco bastante al enano y decidió seguir de cerca de dicha figura. Su alma de aventurero (Recordar que su alter ego era precisamente “Lechuza Roja”) le empujaba a ello irresistiblemente.
Al llegar dicha figura o personaje enigmático a un claro del bosque, el duende pudo observar que este iba vestido de rojo y que llevaba un saco colgado a la espalda, y pensó.- Este fulano me quiere colar el cuento de que es Papa Nöel y seguro que se trata de algún mangante que se quiere apropiar de lo ajeno yendo así disfrazado.
Así que se puso el disfraz que siempre llevaba escondido en su mochila y se dispuso a seguir muy pero que muy de cerca y sin perderlo de vista para nada a dicho personaje.
Pasados unos minutos el “hombre del saco” se acerco sigilosamente a casa de la bruja Angi y tras trastear en la cerradura de la puerta entro en ella…
Toca ya no salía de su asombro. Pensaba.- Ya sabia yo que este tipo no era trigo limpio, pero voy a seguir vigilándole y si hace falta le daré un buen susto y un escarmiento.
Al poco, el personaje de rojo salio de casa de la bruja con el saco algo más abultado que al entrar en ella y tomo el camino del sendero del bosque que da justo al restaurante de Manel…
Al llegar a el abrió la puerta y entro con el saco que volvió a sacar mucho más lleno de lo que lo llevaba. .- ¡¡No hay duda!! Pensó Lechuza Roja, este payo esta limpiando todo lo que encuentra por ahí!! ¿Cuál será su próximo objetivo?...
El falso Papa Nöel se dirigió ahora a casa de Hechicera. Y nuestro héroe escondiéndose entre la maleza del bosque para no ser descubierto, le siguió de cerca…


Esta vez el tipo del traje rojo y barba blanca (eso si postiza) cambio de táctica y en lugar de entrar por la puerta se encaramo al tejado y entro por la chimenea del salón.
Lechuza roja supuso que lo hacia así porque en la habitación contigua a este había un follón de padre y muy señor nuestro y si entraba por la chimenea nadie se enteraría.
Se habían reunido en casa de Hechi un montón de amigos para pasar la Noche Buena. Entre ellos la bruja, la brujita Pili, las haditas, Carmen, el Brujo cantabro, el señor Lobo y señora con sus hijitos, los Trolls amigos y muchos mas y estaban junto al pesebre y el árbol cantando villancicos y comiendo golosinas, turrón y polvorones.
El bicho enmascarado aguardo junto a la casa para así poder sorprender al ladrón disfrazado.
Esperando estaba absorto en sus pensamientos (pensando la forma de atraparlo infraganti), cuando un grito le devolvió a la realidad.
Ese grito lo había proferido alguien que el muy bien conocía (era su novia la que había gritado, seguramente al sorprender al ladrón apropiándose de algún objeto de valor de dentro de la casa). Y sin pensárselo dos veces cogio la pala de quitar la nieve que estaba junto a la puerta y entro en la casa dándole una patada a la puerta.
Al verle entrar como un poseso y disfrazado de Lechuza Roja y con la pala en alto, todos se quedaron petrificados y él si pensarlo se lío a darle palazos al falso Papa Nöel que también estaba petrificado rodeado de todos los de la casa.
Le dio paquí, pallá, por arriba por abajo y por todos los lados hasta que al pobre Manel se le cayo la barba postiza.
Si al pobre Manel, que no era otro si no él. Habían decidido sorprender a Sirenuca al enano y los cachorros con regalos de Navidad y Manel había ido a casa de Angi y al restaurante a recogerlos y así pasándose por Papa Nöel entrar por la chimenea y sorprenderlos a todos. Pero la sorpresa fue cuando Sirenuca grito de alegría al ver a Papa Nöel y entrar acto seguido el “enano disfrazao” dando mandobles al pobre hombre.
Cuando reaccionaron todos los presentes, se lanzaron encima del enano dándole más golpes que los que el había dado a Manel si cabe. Y no se sabe como desapareció como por arte de magia, escapándose probablemente entre las piernas de todos los que pasado el momento de rabia atendían al pobre y magullado Papa Nöel.
Como era Navidad, pronto se olvidaron del asunto y aunque estaba Manel magullado, se pusieron a cantar villancicos y a seguir con la juerga. Y en ello estaban cuando apareció por allí el Toca, ya sin disfraz y como si no hubiera pasado nada.
Su novia como es medio tontita, ni se dio cuenta de que venia magullado y lleno de cardenales y el resto ni le prestaron atención…
La Sire le toco la zambomba mientras el le tocaba la pandereta (aunque algo dolorido y no lo hacia tan bien como otras veces). Pero como he dicho anteriormente no se dio cuenta de nada…
Si algunos de los presentes tenían sospechas de que Lechuza y el enano eran el mismo personaje, desecharon la idea al ver que este se lo estaba pasando bomba tocando y cantando.
Pero recordad que en el Bosque Mágico siempre hay alguien que esta al acecho, vigilante y preparado para la acción y las buenas obras. Y que además planea la sombra de una lechuza y esa sombra es la de... “LECHUZA ROJA”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario