Páginas vistas en total

lunes, 7 de junio de 2010

Caperucita y el lobo feroz




Esta es una historia que os va a sorprender

Es la verdadera, tal como ha de ser.

Aquí os la cuento yo.

Tal y como un duende amigo mío

a mi menda le contó.

Porque el los conocía

y sabe bien lo que paso.

La historia que todos ya sabemos

es un “Cuento” y esta no.

Iba caperucita hacia casa de su abuela.

La mujer estaba enferma

y aquel día la niña no tenía escuela

Cruzando el bosque iba muy tranquila y confiada

recogiendo flores para hacerle un ramito de nada

Y sin sospechar que el lobo la hacechaba

Al doblar un recodo del camino

El lobo la intercepto y con una voz muy delicada

y bajo la sombra de un pino.

¿A dónde vas Caperucita? a la niña pregunto

Voy a casa de mi abuela

que la pobre esta malita y yo hoy no tengo escuela

¿Y porque recoges flores?

Pues para hacerle un ramito y darle una alegría

que la pobre esta pachucha y más triste cada día

Pues si quieres yo te ayudo, el lobo le respondió.

Se donde las hay de muchos colores

y si quieres recogerlas ya te ayudo yo.

Como Caperu.. Era tonta, la ayuda del lobo acepto

Y confiada y contenta, con él en el bosque se adentro.

No se yo que pasaría, solo se y lo se yo

que a casa de su abuela muy muy tarde

y hasta la hora de la cena la niña no llego.

Desde aquel día os lo digo yo

que se la ve por el bosque a todas horas

y va saltando de alegría lo mismo que una cabrita.

Y si con alguien se encuentra y le hace la famosa preguntita

¿A dónde vas Caperucita?

Ella responde de inmediato

con tono enfadado e incluso alzando la voz.

Ya no soy Caperucita,

soy la SEÑORA DE FEROZ.