Páginas vistas en total

lunes, 19 de marzo de 2012

TOCA-WEPS Y EL ENANO SALTARÍN

Hacia un frío del “carajo” aquella noche en el bosque, pero a nuestro héroe no le importaba ni un pito. Prefería pasar frío a ser descubierto y eso que a menos de diez metros de su escondite, había una gran fogata y un enano mal-encarado que no paraba de dar saltos y vueltas alrededor de ella mientras cantaba o mejor dicho graznaba una canción.
¿ Pero que hacia allí y que era lo que pretendía espiando al enano?
Todo había comenzado unos días atrás cuando…
En el palacio del rey del país de Todo es Posible (Vecino del Bosque Mágico), en la sala del trono, todos los presentes escuchaban atentos las explicaciones que daba el jefe del gobierno Mariano Rajao.
.- No queda dinero en las arcas del estado. Decía este.- Tenemos que llenarlas como sea o no tendremos dinero para pagar la jubilación de los habitantes del reino, ni podemos tener una sanidad digna y al alcance de todos y cada vez tenemos mas paraos. (¿Porque será que a mi este cuento me suena de algo?).
Bueno sigamos con el cuento, que tiene mucho cuento la cosa…
Allí estaban todos los cortesanos miembros del gobierno y de la oposición. Y escuchaban todos como embobados lo que éste decía:
.- Tenemos que encontrar una solución como sea. Debemos de montar algún tipo de negocio que de mucho dinero. A ver si alguien tiene alguna idea, a mí ya se me han acabado todas.
Uno de los presentes propuso:
.- ¿Y si montamos una fabrica de pasteles y los vendemos a los países vecinos?
.- Pues es una magnifica idea .Comentó el rey dirigiéndose a Mariano.- Además podríamos montar una empresa de catering y vender bocadillos de chorizo, que de eso mi yerno entiende un rato. (Joer como me recuerda esto al rey de España).
.- Pues nada. Dijo Mariano Rajao.- Que traigan al molinero que hablaremos con el para que nos abastezca de harina.
Así pues trajeron al molinero a palacio y tras llegar con el a un acuerdo a Marianico se le ocurrió la pregunta del “MILLÓN”.
.- ¿Y no conocerás tu, buen molinero a alguien que sepa hacer buenos pasteles, pastas y todo tipo de repostería?.
A lo que el molinero viendo la oportunidad de hacer doble negocio respondió:
.- Pues si señor presidente, tengo a mi hija que no es por decirlo yo que hace unas tartas y repostería que ni los mismos ángeles.
.- ¿Y no tiene ninguna cualidad más?. Preguntó
.- Pues si señor. Es tan limpia y hacendosa que es capaz de convertir la paja en oro.
.- ¿De convertir la paja en oro?. Preguntó poniendo los ojos en blanco.
.- A si es.- Respondió el molinero.- De tejer la paja y convertirla en oro.
El pobre hombre hablaba metafóricamente. Pero el tonto de Mariano se lo tomo al pie de la letra y mando a buscar a la hija del molinero pensando que tenía resuelto el problema y que esa seria la solución para volver a llenar las arcas del estado.
Una vez estuvo la joven en palacio, Mariano le enseñó una habitación pequeña, de unos tres metros cuadrados con una rueca de tejer en el centro y un buen montón de paja. Y le dijo:
.- Aquí tienes esta paja para que la conviertas en oro. Mañana temprano vendré a ver si es cierto lo que afirma tu padre y si no es así pienso mandarlo castigado a la recogida de la aceituna y a la vendimia sin cobrar ni un euro y además le quitare la ayuda familiar y el paro…Y salió cerrando la puerta con un enorme candado.
Al quedar la joven allí encerrada y sin saber que hacer, se puso a llorar y a lamentar lo “Bocazas” que había sido su padre y sin saber que hacer para hacerle entender al tonto del presidente del gobierno que eso era algo imposible…
Ángelina Jolines “que así se llamaba la jovencita y que estaba como para untar pan” lloraba y lloraba, lloraba tanto que no se dio cuenta de que en la habitación tras un montón de paja había un enano (como los de Blanca Nieves) mal-encarado feo y jorobado que la observaba babeando con ojos de viejo vicioso.
.- ¿Qué te ocurre preciosa?. Preguntó.
Ella sobresaltada, pues pensaba que estaba sola en la habitación le explicó entre sollozos que debía de convertir la paja en oro antes de amanecer o si no castigarían a su padre.
.- Yo puedo ayudarte si me das a cambio algo de valor. Por ejemplo esa medallita de oro y brillantes que llevas al cuello.
.- Es que es un regalo de mi ex novio el duende Toca-Weps respondió ella.
.- Pues si no quieres desprenderte de la medalla yo no puedo ayudarte. Dijo el enano.
.- Esta bien, tómala.
.- Tu ahora descansa si quieres, que yo convertiré la paja en oro. He inmediatamente se subió a la rueca y comenzó a cumplir con lo pactado ante el asombro de la jovencita que miraba boquiabierta como de la rueca salían hilos de oro mientras entraban manojos de paja…
Al poco Ángi se quedo dormida, pues estaba cansada de tanto llorar y lamentar la mala hora en que su padre contó tal mentira solo para presumir de hija…Cuando despertó la habitación estaba llena de hilos de oro y no había ni una brizna de paja y ni rastro del enano.
Cuando al abrir la puerta el Jefe del gobierno y ver tal prodigio no se lo podía creer. Por lo cual convoco un pleno extraordinario de ministros en el que decidieron encerrar a la joven en otra habitación más grande y con mucha más paja para ver si así podía repetir su hazaña…
Encerrada en la nueva habitación Ángi no cesaba de llorar y llorar y lamentarse de nuevo. Solo pensaba en la forma de terminar con aquella pesadilla. Pensaba en el grotesco enano que le había ayudado la noche anterior a cambio de la medalla que le había regalado Toca cuando eran novios y se lamentaba de que su ex no estuviera con ella
.- Ay ¿Dónde estará Toca ahora? El sabría que hacer para librarme de este embrollo. Pero claro ya no quiere saber nada de mí desde que se enrolló con la Sirenuca y eso que a el no le gustaba nada de nada el pescado…
Tan enfrascada estaba en sus llantos y pensamientos que no se dio cuenta de que el enano de la noche anterior estaba allí de nuevo con ella.
.-Yo puedo ayudarte de nuevo. A cambio de ese anillo que llevas en el dedo. Le propuso.
La joven miró el montón enorme de paja y al enano y sin pensarlo dos veces se saco el anillo y se lo dio. Y este al igual que la noche anterior se puso a tejer la paja y convertirla en finos hilos de oro.
A la mañana siguiente cuando al abrir la puerta Mariano vio que nuevamente la paja se había convertido en oro. Pero en lugar de estar satisfecho aun deseaba más oro, por lo que le dijo a la joven.
Esta noche te llevaremos a una sala mucho mayor que esta habitación y llena de paja y será la última que convertirás en oro. Y tanto tu como tu padre tendréis un cargo político para que así el día que lo dejéis tengáis una pensión vitalicia como todos los ex políticos españoles…
Así fue. Y como cada noche la joven volvió a llorar y a lamentarse hasta que nuevamente apareció el enano de marras.
.- Esta vez no tengo nada para ofrecerte a cambio. Le comentó la joven.
.- Eso crees tu, pero tienes lo más preciado que un enano, hombre o duende pueda desear.- Dijo el tipejo.
Eres una joven muy hermosa y como no tienes nada más para ofrecerme he pensado pedirte a cambio que seas mi esposa.
.- De eso nada monada. Dijo Ángelina.
.- Pues entonces convierte tu sola la paja en oro si eres capaz.
A la joven no le seducía la idea en absoluto, pero pensó que si accedía seria por el bien de ella y de su padre. Por lo que respondió.
.- Está bien accedo pero con la condición de que me des unos meses de plazo para que me haga a la idea.
Pensó que si dejaba pasar un tiempo el enano perdería el interés por ella o que a lo mejor tenía suerte y le partía un rayo o le pasaba algo peor.
El enano sacando un contrato que llevaba ya preparado de debajo del gorro le dijo.
.- Firma este contrato en el que te comprometes a ser mi esposa en el plazo de seis meses y yo me encargare de transformar la paja en oro nuevamente.



Sin pensárselo más tiempo la joven accedió y firmo el contrato y como era de esperar el enano volvió a transformar toda la paja en oro.
Paso el tiempo establecido y ya la joven ni se acordaba del enano (Vivía como una reina cobrando un sueldo de ministro y sin hacer nada de nada). En el país se había solucionado el tema de la crisis y las arcas del estado estaban repletas y había oro de sobras para que no hubiera paro y todo el mundo cobrara la pensión de jubilación y para paliar y cubrir todos los déficit, el de sanidad incluido.
Pero cierta noche apareció el enano de nuevo ante la joven y con el contrato en la mano reclamando la deuda.
.- Por favor, yo no quiero casarme contigo.- Rogaba ésta. .- Yo no te quiero y por más que pienso en ello no me veo capaz de ser tu esposa.- Sollozaba. .- Dame algo más de tiempo ¡¡BUUUUAAAA!!.
.- Está bien.- Respondió el enano. .- ¿Si sabes cual es mi nombre no hará falta que te cases conmigo? Pero solo con la condición que sepas como me llamo, si no lo sabes en tres noches tendrás que casarte conmigo.
.- ¿Te llamas Juan?¿O José o quizás Bartolo?
.- No no y no lo sabrás jamás.- Respondió el enano dando saltos de alegría.
.- Nunca lo sabrás, por más nombres que digas. Así que volveré mañana noche para ver si lo adivinas, jijiji…
Ángelina ya no podía más, había estado diciéndole más de cincuenta nombres y el enano solo se reía y saltaba respondiendo no y no a cada uno de ellos.
Así que tomó la determinación de coger el móvil y llamar a nuestro amigo el duende Toca-Weps para pedirle ayuda.
Toca estaba “retozando” en la bañera, por llamarlo de alguna manera con su novia la Sire, cuando sonó el teléfono.
Nuestro héroe escuchó atentamente toda la historia que le contó Ángi y prometió ayudarla en lo que pudiera.
La Sire no paraba de poner la oreja para ver si se enteraba de algo (Ya sabéis que es muy celosa)
.-¿Quién es?. Le pregunto ésta.
Toca no tubo más remedio que decirle quien era y explicarle lo que le ocurría.
.- Pobrecita, tenemos que ayudarla. Yo buscare en el libro de los nombres y te haré una lista para que se la des a ella. Dijo la bobalicona de la Sirenuca. Mientras se sacudía las escamas y salía del agua para vestirse.- Tu mientras puedes ir por el bosque a preguntar si alguien sabe el nombre de ese enano saltarín.
Así lo había hecho Toca. Fue preguntando a unos y a otros, incluso pregunto a los enanos de Blanca Nieves por si alguno de ellos le conocía y sabía su nombre.
No fue hasta el tercer día en que gracias a la información del padre de la familia de Trolls que como sabéis le debía algún favor le puso sobre la pista del paradero del enano, aunque nadie sabia su verdadero nombre. Todos lo conocían como el “enano saltarín”, pero no sabían como se llamaba de verdad.
.- Se que vive en una cabaña en lo más hondo y profundo del bosque del país de Todo es Posible.- Le dijo papá Troll.
Y allí estaba nuestro héroe al principio de esta historia escondido y agazapado espiando al enano. Que no paraba de saltar y brincar alrededor de la hoguera.
Toca-Weps “agrando” sus orejas para intentar oír lo que cantaba con su voz ronca el enano mientras saltaba y daba brincos.

¡¡Yo hoy bebo vino y mañana cerveza.
que Ángelina se rompa o no la cabeza
mi nombre Rumpelstiltskin nunca adivinará
y por fin conmigo pronto se casara!!

Y así lo repetía una y otra vez.
Toca sin pensárselo llamó a Ángi y esta oyó lo que el enano estaba cantando.
Esa misma noche el enano volvió a ver a Ángi dispuesto a hacerle cumplir
el contrato, pues estaba seguro que no sabría su nombre.
.- ¿Qué ya sabes como me llamo?. Preguntó
.- Pues si. – Respondió la joven.- Tu nombre es ¡¡ RUMPELSTITSKIN !!. – Gritó con fuerza para que la oyera bien y alto.
.- “¡¡NO PUEDE SER!!” . -Gritó él, “¡No lo puedes saber! ¡Te lo ha dicho el diablo!” Y tanto y tan grande fue su enfado, que se puso todo morado y desapareció de golpe envuelto en un humo muy muy negro. Y de él nunca más se supo (Al menos por el momento).
La ex del Toca le agradeció enormemente el haberla ayudado (Que cada cual piense lo que quiera).
Y éste volvió al Bosque Mágico donde le esperaba su novia la Sirenuca para darle clases de buceo en la bañera.
Y colorín colorado esta historia se ha acabado.

viernes, 6 de enero de 2012

LECHUZA ROJA ATACA EN NOCHE BUENA

Era la noche de Navidad y Toca-Weps había salido de casa en dirección a casa de la Hechicera para reunirse con su novia y cantar villancicos y que le tocara la zambomba mientras el le tocaba a ella la pandereta. (Y no seáis mal pensad@s, que es que a Sirenuca se le daba muy bien eso de tocar la zambomba).
Iba abstraído en sus pensamientos y chorradas, cuando vio entre los árboles a una figura rechoncha que parecía esconderse para evitar el ser visto.
Esto le choco bastante al enano y decidió seguir de cerca de dicha figura. Su alma de aventurero (Recordar que su alter ego era precisamente “Lechuza Roja”) le empujaba a ello irresistiblemente.
Al llegar dicha figura o personaje enigmático a un claro del bosque, el duende pudo observar que este iba vestido de rojo y que llevaba un saco colgado a la espalda, y pensó.- Este fulano me quiere colar el cuento de que es Papa Nöel y seguro que se trata de algún mangante que se quiere apropiar de lo ajeno yendo así disfrazado.
Así que se puso el disfraz que siempre llevaba escondido en su mochila y se dispuso a seguir muy pero que muy de cerca y sin perderlo de vista para nada a dicho personaje.
Pasados unos minutos el “hombre del saco” se acerco sigilosamente a casa de la bruja Angi y tras trastear en la cerradura de la puerta entro en ella…
Toca ya no salía de su asombro. Pensaba.- Ya sabia yo que este tipo no era trigo limpio, pero voy a seguir vigilándole y si hace falta le daré un buen susto y un escarmiento.
Al poco, el personaje de rojo salio de casa de la bruja con el saco algo más abultado que al entrar en ella y tomo el camino del sendero del bosque que da justo al restaurante de Manel…
Al llegar a el abrió la puerta y entro con el saco que volvió a sacar mucho más lleno de lo que lo llevaba. .- ¡¡No hay duda!! Pensó Lechuza Roja, este payo esta limpiando todo lo que encuentra por ahí!! ¿Cuál será su próximo objetivo?...
El falso Papa Nöel se dirigió ahora a casa de Hechicera. Y nuestro héroe escondiéndose entre la maleza del bosque para no ser descubierto, le siguió de cerca…


Esta vez el tipo del traje rojo y barba blanca (eso si postiza) cambio de táctica y en lugar de entrar por la puerta se encaramo al tejado y entro por la chimenea del salón.
Lechuza roja supuso que lo hacia así porque en la habitación contigua a este había un follón de padre y muy señor nuestro y si entraba por la chimenea nadie se enteraría.
Se habían reunido en casa de Hechi un montón de amigos para pasar la Noche Buena. Entre ellos la bruja, la brujita Pili, las haditas, Carmen, el Brujo cantabro, el señor Lobo y señora con sus hijitos, los Trolls amigos y muchos mas y estaban junto al pesebre y el árbol cantando villancicos y comiendo golosinas, turrón y polvorones.
El bicho enmascarado aguardo junto a la casa para así poder sorprender al ladrón disfrazado.
Esperando estaba absorto en sus pensamientos (pensando la forma de atraparlo infraganti), cuando un grito le devolvió a la realidad.
Ese grito lo había proferido alguien que el muy bien conocía (era su novia la que había gritado, seguramente al sorprender al ladrón apropiándose de algún objeto de valor de dentro de la casa). Y sin pensárselo dos veces cogio la pala de quitar la nieve que estaba junto a la puerta y entro en la casa dándole una patada a la puerta.
Al verle entrar como un poseso y disfrazado de Lechuza Roja y con la pala en alto, todos se quedaron petrificados y él si pensarlo se lío a darle palazos al falso Papa Nöel que también estaba petrificado rodeado de todos los de la casa.
Le dio paquí, pallá, por arriba por abajo y por todos los lados hasta que al pobre Manel se le cayo la barba postiza.
Si al pobre Manel, que no era otro si no él. Habían decidido sorprender a Sirenuca al enano y los cachorros con regalos de Navidad y Manel había ido a casa de Angi y al restaurante a recogerlos y así pasándose por Papa Nöel entrar por la chimenea y sorprenderlos a todos. Pero la sorpresa fue cuando Sirenuca grito de alegría al ver a Papa Nöel y entrar acto seguido el “enano disfrazao” dando mandobles al pobre hombre.
Cuando reaccionaron todos los presentes, se lanzaron encima del enano dándole más golpes que los que el había dado a Manel si cabe. Y no se sabe como desapareció como por arte de magia, escapándose probablemente entre las piernas de todos los que pasado el momento de rabia atendían al pobre y magullado Papa Nöel.
Como era Navidad, pronto se olvidaron del asunto y aunque estaba Manel magullado, se pusieron a cantar villancicos y a seguir con la juerga. Y en ello estaban cuando apareció por allí el Toca, ya sin disfraz y como si no hubiera pasado nada.
Su novia como es medio tontita, ni se dio cuenta de que venia magullado y lleno de cardenales y el resto ni le prestaron atención…
La Sire le toco la zambomba mientras el le tocaba la pandereta (aunque algo dolorido y no lo hacia tan bien como otras veces). Pero como he dicho anteriormente no se dio cuenta de nada…
Si algunos de los presentes tenían sospechas de que Lechuza y el enano eran el mismo personaje, desecharon la idea al ver que este se lo estaba pasando bomba tocando y cantando.
Pero recordad que en el Bosque Mágico siempre hay alguien que esta al acecho, vigilante y preparado para la acción y las buenas obras. Y que además planea la sombra de una lechuza y esa sombra es la de... “LECHUZA ROJA”.

lunes, 26 de septiembre de 2011

LECHUZA-ROJA

Era de noche en el bosque, todo estaba oscuro, reinaba el silencio, no había luna y hacia un frío de un par de Weps.

Una sombra furtiva se deslizaba entre los árboles intentando no ser vista por nadie. Aunque la verdad es que poco había que ver, más que sombra era sombrita. La persona o personaje a quien pertenecía no mediría más de 30 cm, iba envuelta con una especie de capa o embozo de color negro que solo dejaba vislumbrar sus ojos vivos de color avellana. Hacia ya más de una hora que vigilaba los alrededores del restaurante del bosque, era como si quisiera cerciorarse de que no habían “moros en la costa”. Que lejos de la realidad...Estaba allí vigilando porque hacia días que desaparecía comida de la nevera del restaurante y tanto Manel como Hechi sospechaban del duende Toca-Weps. No es que fuera un mangante pero la verdad es que había echo tantas travesuras en compañía de su novia la Sirenuca que ya nadie en el bosque se fiaba de él.
Nuestro personaje encapuchado, tiritando de frío aguantaba allí al acecho pues quería pillar al autor o autores de los robos con las manos en la masa y así poder limpiar o reparar en su medida el buen nombre del duende y su novia.
Alrededor de las dos de la madrugada un ruido sordo como el de un portazo le despertó (El pobre esta muy cansado y se había quedado dormido). Al dirigir su vista a la entrada del restaurante vio dos sombras que no pudo distinguir muy bien (Porque estaba adormilado) que salían de este con dos bolsas llenas de lo que probablemente era comida y apremiaban a otra tercera a la que no podía ver porque seguía dentro del local, a que se diera prisa no fuera a llegar alguien.
Sin pensárselo dos veces salió raudo hacia el restaurante, y al empujar la puerta para entrar en el y así sorprender a quien estaba dentro, el que se llevo la sorpresa fue él...
No más pisar el umbral cayo de narices en el suelo golpeado en la cabeza por algo duro y metálico que sonó.-¡¡CLOONGG!!...
Había sido golpeado en toda la sesera con una sartén de las que utilizaba Manel en el restaurante. Tan fuerte fue el golpe que estuvo sin sentido como media hora. Cuando despertó salió tambaleándose de allí y mascullando entre dientes.- ¡¡YA TE PILLARE!!¿¿SEAS QUIEN SEAS??...Tan mareado iba que no se dio cuenta de que se le caía una pluma de lechuza teñida de rojo y que formaba parte de una especie de penacho que llevaba como complemento de su disfraz o uniforme...
Tambaleándose y dolorido se dirigió al lugar por donde había visto que desaparecían las dos sombras y agachándose en el suelo estuvo buscando alguna huella que le indicara hacia donde se dirigían los presuntos ladrones, hasta que por fin descubrió algo que le llamó la atención, eran las pisadas fuertemente marcadas en la tierra húmeda de unos pies grandotes parecidos a los de los trolls junto a las de otros normales en tamaño y forma y otras pisadas más pequeñitas que le resultaban bastante familiares.

Dando una patada en el suelo y quitándose la capa de un manotazo Toca-Weps que era el nuestro personaje disfrazado, lanzo un aullido que no lo hubiera superado ni Licantropin y murmuro sin dar crédito a lo que había descubierto.- ¡¡Aaaaaaaaaaauuuuuuuuuuuu!! No tu no, tu no puedes ser una de los ladrones.
.- Además te has aliado con los trolls ¿Y de quien son las otras huellas?.
Así torturándose mentalmente y sin dar crédito a lo que había descubierto se dirigió a su chalet.
Entro en su casa y se fue derecho al dormitorio para comprobar si estaba allí durmiendo su mujercita ( Todo apuntaba a que las huellas pequeñas eran de ella). Atónito contemplo que allí estaba tumbada en la cama durmiendo y tan bonita que parecía un ángel...
.- Si si . Pensó.- Un ángel ladrón. Y dio media vuelta y esa noche durmió en el sofá del salón.
A primera hora de la mañana le despertó el sonido del móvil. Era Manel que le pedía que fueran al restaurante porque habían vuelto a robar durante la noche y quería hablar con todos los habitantes del bosque.
Cuando estuvieron todos reunidos Manel contó que habían vuelto a robar aquella misma noche y dijo que pedía perdón públicamente a Toca por haber sospechado de él y de su novia, pero que el ladrón o ladrones habían dejado algo por descuido que muy pronto les indicaría de quien o quienes se trataba. Era la pluma roja que se le había caído al enano y que ahora Hechi estaba enseñando a todos.
El duende bajo la vista mientras mascullaba para sus adentros.- Lo que me faltaba, antes sospechaban de mi y ahora sospechan de mi otro yo.
Una vez disuelta la reunión cada uno se fue por su lado y a sus quehaceres. Y Manel le encargó a Toca.- Coge la pluma y pregunta por el bosque.¿A ver si alguien la reconoce o sabe de quien es?.
Toca salió del restaurante y se adentro en el bosque como si de verdad fuera a investigar. Pero nada más lejos de eso, siguió a Sirenuca pensando cogerla con las manos en la masa o sea con las manos en lo robado.
Sirenuca ajena a la vigilancia a la que le sometía su amorcito se fue a la pelu luego a por el pan y más tarde a mirar escaparates en el centro comercial.
El duende ya dudaba de si era ella en realidad culpable cuando vio que Sirenuca recibía una llamada a su móvil y guardándolo apresuradamente se dirigía en dirección a la parte más alejada del bosque y después de una buena caminata llegaba a la guarida de los trolls.
Sin pensárselo el enano se puso un pasamontañas negro y la capa que llevaba por la noche y armado de su tirachinas irrumpió en la guarida de los trolls.
Lo que allí vio le dejo sin habla, Sirenuca tenia a un bebe troll en sus brazos y le estaba dando el biberón. Pero eso no era todo, la bruja Angi estaba poniendo en los cuatro platos que había en la mesa un estofado que había guisado ella con las recetas de Manel y sentados alrededor habían dos trolls pequeñitos y papa y mama troll y la brujita Pili estaba barriendo el suelo y quitando el polvo de los pocos muebles que habían en la guarida..
Desde el secuestro de Hechicera, tanto Sire como Pili y Angi habían ido frecuentemente a visitarlos y así se enteraron de que uno de ellos tenia familia y estaban esperando un nuevo miembro como son tan simplonas y buenazas no se les ocurrió otra cosa que facilitarles comida pero como no tenían dinero lo más fácil era robarla.
Todos los presentes se asustaron al ver a Lechuza Roja, pero este les calmo y animo a que le contaran lo ocurrido y una vez lo hicieron Lechuza Roja les dijo.- No os preocupéis y no le digáis nada a nadie y si alguien os pregunta solo debéis de decir que el mangante del bosque es Lechuza Roja.
De este modo Toca-Weps mantenía a salvo la identidad de su otro yo y limpiaba el buen nombre de su novia y el suyo.
Y no cabe duda de que en poco tiempo ya todo el bosque sabia que el ladón era un enmascarado llamado Lechuza Roja y que Toca-Weps estaba fuera de toda sospecha.

Pero esto solo era el principio de lo que se avecinaba. Había nacido un héroe aunque nadie lo supiera y pensaran que era un villano y un delincuente. ¡¡HABÍA NACIDO LECHUZA ROJA!!

miércoles, 22 de junio de 2011

Toca-Weps y la Hechicera o Versión adaptada de la cigarra y la hormiga.

.

Era un caluroso verano, el duende Toca-Weps canturreaba sin parar tumbado a la bartola debajo de un árbol con los auriculares de su MP4, puestos en los oídos e ignorante de lo que ocurría a su alrededor. No tenía ganas de trabajar; sólo quería disfrutar de sol y cantar, cantar y cantar.
Y así un dia y otro y otro. Y cuando no, haciendo trastadas junto con su novia y dando muy mal ejemplo a los animalitos y cachorros del bosque.
Un día que estaban el y Sirenuca tomando el sol y unos cubatas de “Orujo”, pasó por allí la Hechicera que llevaba a cuestas un saco de harina de trigo muy grande para el restaurante de Manel (Que no había podido ir a recogerlo, pues Toca no le ayudaba a cocinar)… El bicho sin pensárselo dos veces y con ganas de tocar los weps se burló de ella:




-¿Adónde vas con tanto peso? ¡Con el buen día que hace, con tanto calor! Se está mucho mejor aquí, a la sombra, cantando, bebiendo y jugando. Estás haciendo la tonta, ji, ji, ji se rió el enano (Su novia también tapándose la boca con la mano para que no se le notara)-. No sabes divertirte...

La Hechi no hizo caso y siguió su camino silenciosa y fatigada. Pasó un día y otro así todo el verano ayudando a Manel y trabajando en el huerto y preparando provisiones para el invierno. Cada vez que veía al enano, éste se reía y le cantaba alguna canción burlona: (Hechi estaba ya de él y de su novia hasta los mismos weps, pero prefería callar y no decir nada. Con la esperanza de que sintieran un poco de vergüenza ajena y colaboraran en las tareas de la granja o en el restaurante)…Tampoco decía nada porque se sentía culpable de haber dejado al enano y su novia sin ahorros para poder montar la granja y no estaba segura de que estos hubieran sido ahorrados en forma ilícita e ilegal como todos sospechaban (Pensaban que los había obtenido con la venta de la “María que cosechaban él su novia y Sebastian en el huerto d tomates, pero como no tenían pruebas de ello todos los socios de la granja tenían que callarse y aguantar al par de vagos, mientras ellos trabajaban como “Enanos” para poder tener lo suficiente para poder pasar el invierno sin dificultades).

-¡Qué risa me dan los grandullones cuando van a trabajar! ¡Qué risa me dan los grandullones porque no pueden jugar! Así todo el verano y llegó el frío…

Y el duro invierno y con el la nieve en el Bosque…

La Hechi y el resto de gente se metieron en sus respectivas casas calentitos, con comida y leña suficiente para pasar todo el invierno, y se dedicaron a jugar, comer bien y estar tranquilos.
Sin embargo, Toca-Weps y su novia Sirenuca se encontraron que en su casa no había ni un solo tronco de madera para encender la chimenea y sin comida. No tenían nada para comer y estaban helados de frío. Entonces, se acordó de la hechicera y fueron a llamar a su puerta.
Señora Hechicera, como sé que en tu granero hay provisiones de sobra, vengo a pedirte que me prestes algo para que podamos vivir este invierno. Ya te lo devolveré cuando me sea posible.
La Hechicera escondió las llaves de su granero y respondió enfadada: -¿Crees que voy a prestarte lo que me costó ganar con un trabajo inmenso? ¿Qué habéis hecho, holgazanes, durante el verano?
- Ya lo sabes - respondió apenada la Sirenuca.- A todo el que pasaba, nosotros le cantábamos alegremente sin parar un momento.
- Pues ahora, yo como vosotros puedo cantar: ¡Qué risa me dan los grandullones cuando van a trabajar! ¡Qué risa me dan los grandullones porque no pueden jugar!
Y dicho esto, les cerró la puerta en las narices.
Como no habían tenido éxito con ella, fueron al restaurante de Manel y allí volvió a repetirse la misma escena con el mismo resultado. O sea “Portazo en las narices”.
Sin darse por vencidos y cogiditos de la mano fueron recorriendo el bosque de casa en casa y en todas ellas les cerraban las puertas sin darles nada de nada.
..Solo al llegar a la cabaña de la Brujita Angi, fue cuando cambio su suerte. Esta les hizo pasar y calentarse e incluso les dio de comer y además les dio algo muy muy
Importante…Un buen consejo…
Les dijo que si querían volver a tener la amistad y el cariño de todos, tenían que ser menos holgazanes y trabajar y ayudar a todos los demás en las tareas cotidianas del Bosque.
Este consejo y la lección aprendida hicieron mella en los dos “Vagos”. A partir de entonces, el duende y su novia aprendieron a no reírse de nadie y a trabajar un poquito más. Y que duda cabe que todos los habitantes del Bosque sin excepción les ayudaron y dieron leña y comida para que pudieran pasar el invierno.
Y como Toca-Weps estaba muy arrepentido, ese y no otro fue el motivo que le empujo a presentarse a alcalde del Bosque (Para poder ayudar y ser útil a todos los Bosquenses como el nos llama)…
Espero por su bien y el de todos, que no vuelvan a sus andadas y travesuras…jeje

jueves, 31 de marzo de 2011

Las Judias Mágicas del Alcalde Toca-Weps

Después de las elecciones todo parecía estar en calma en el Bosque. Toca-Weps comenzó a desempeñar sus funciones como alcalde. Se encargo de la buena gestión de la granja (Para ello la municipalizó convirtiendo así y sin pretenderlo a todos sus habitantes en funcionarios municipales). Que tiene guasa la cosa.


También convenció a Mamá Cabra para que la leche que hasta hacia pocos días alimentara a sus hijitos la entregara para hacer quesos. Para ello habilito una casita en la granja y se la trajo a vivir allí, también curso una orden de alejamiento contra el lobo “Feroz”. E incluso trajo a la gallina Turuleca y se la presento al gallo Kiriko que quedo prendado de ella al instante…Pero lo mejor de todo fue el gran fichaje que hizo al contratar al primo de Mister Potato el señor Patatilla y a su esposa la Patata Gallega señora Cachelos. Los instalo en un chalecito en la parte más apartada de la granja y desde entonces no paran ni de día ni de noche de darle marcha al cuerpo…Dice que así tendremos la mayor producción de patatas de toda la región…Eso si desde entonces entre los gritos del matrimonio, los de la pareja que todos sabéis, que ya no se conforman con la luna llena y los de la Hechi que ha recibido la visita de su “Pirata”. Llevamos dos semanas que no hay quien pegue ojo…Si hay que destacar algo positivo es que ya no se oyen los de la Sire y el Toca y es que se han vuelto a pelear y parece ser que desde que eso ocurrió el enano ha sentado la cabeza…(O al menos así lo parece)…

Los únicos que parecen descontentos, son Manel y Hechi que no se fían ni un pelo del exdelincuente convertido en alcalde…

Bien, todo transcurría en aparente calma hasta que…


Un buen día, Hechicera le dijo a Manel.- Tenemos que ir al pueblo a vender los huevos y con el dinero que nos den cambiaremos los neumáticos de mi todo terreno que ya en lo que va de mes he pinchado tres veces, y ya no me atrevo a cogerlo.

.- De acuerdo… Le respondió Manel.- Pero yo no podré ir hasta la tarde, ¿Por qué no enviamos al Toca?. Que desde que es alcalde solo quiere ganar puntos y hacernos ver que se ha reformado. – Esta bien. Dijo Hechi..- Pero ya sabes que yo no me fío ni un pelo de el.

Así que a regañadientes le encomendaron la misión de ir al pueblo a vender los huevos al enano. Cosa que acepto de buen grado. Y cargo estos en un carro de mano al que ato al perro de la granja. Como si de un caballo o animal de carga se tratase.- Este no cambiara en la vida. Comento Hechi. - Pobre Canelo. Así es como se llama el animalito que es un primo de Niebla, el perro de Heidi. Lo trajo de Suiza Manel en uno de sus viajes.

Total que se subió en el carro y emprendió el camino del pueblo…

Como era ya muy tarde y aun no regresaba estaban todos muy preocupados, en especial la Sirenuca aunque quisiera aparentar lo contrario… Ya iban a salir en su busca cuando lo vieron aparecer en su carro la mar de contento y canturreando.

¿¿Como es que llegas tan tarde??. Preguntaron .- ¡Pues porque he estado cerrando un negocio!.-¿Un negocio?.Preguntaron todos a la vez preocupados porque sabían a que tipos de negocios se dedicaba el “Elemento” en cuestión.

Si un negocio para nuestra granja. He comprado con el dinero de los huevos estas semillas mágicas de judías que…- ¡¡PLAFF…PLAFFF!!. Sonaron las dos sonoras bofetadas que le dio del “revés” Hechicera , sin dejar que terminase de explicar lo que había echo con el dinero que era para los neumáticos del todo terreno.- ¡¡Eres un Tonto y un Primo!! ¡¡Y te han vuelto a engañar de nuevo!!. Y cogiendo la bolsita de semillas que tenia el enano en la mano. La arrojo lo mas lejos que pudo…

A partir de aquí todo fueron comentarios de; mira que es tonto dejarse engañar así…que; si vaya un alcalde más tonto que hemos elegido…que; si ya hice yo bien en cortar con él, etc, etc…

-Bueno el mal ya esta echo…Medio Ángelita.- Mejor olvidamos el asunto y nos vamos todos a cenar y luego a dormir que ya se hace tarde…Y así lo hicieron, pero…

A la mañana siguiente al despertarse Toca-Weps, vio que había algo que tapaba la luz que normalmente entraba por la ventana de su habitación. Y se asomo a ver que era.

¡¡OH!!. Sorpresa, Hechicera había arrojado las semillas al lado del chalecito del enano y por lo visto estas si eran mágicas de verdad. Justo delante de la ventana había crecido una mata de judía tan ancha que ni entre tres podían abarcarla con los brazos y tan alta que se perdía entre las nubes…

.Y además había crecido en solo una noche.

Se lavo la cara como los gatos (Con las puntitas de los dedos), se peino y se puso muda limpia, sus calzones, camisa y como no su gorro y las botas y de un salto se encaramó a la ventana y de esta sin pensárselo a la mata de judías, y trepó por ella como poseído por el diablo…El enano iba e iba trepando por la mata…Aquello no se acababa nunca, había dejado atrás el Bosque hacia rato solo se veía como una mancha de color verde, pero él sin saber que tipo de fuerza le impulsaba a hacerlo. Seguía y seguía subiendo.

Por fin llego hasta las nubes, pero la mata seguía aun más arriba de estas, al mirar a su alrededor Toca vio una casa gigantesca con una puerta enorme y sin pensárselo dos veces se encamino hacia ella y entro…¿¿HAY ALGUIEN EN CASA??. Gritó…Pero no obtuvo respuesta. Allí todo era gigantesco, la mesa las sillas las ollas que habían en la cocina, etc…Como estaba cansado se sentó en rincón de la cocina y se quedo dormido como era costumbre en el (Siempre que lo hacia en algún rincón. ¿No se por que regla de tres? Se quedaba frito). No se sabe el tiempo que transcurrió, pero se despertó de repente sobresaltado por el ruido atronador de lo que parecían ser unas pisadas…Y efectivamente lo eran. Eran las del "Ogro" gigante que vivía en aquella casa que se sentó delante de la mesa de la cocina y sacando un montón de monedas de oro de sus bolsillos las empezó a contar y meterlas en una bolsa, una vez lo hubo echo se sirvió un plato de sopa y se comió un entrecot enorme y se atiborro de sangría. Toca- Weps le contemplaba en silencio sin atreverse a mover ni un dedo escondido como estaba en un rincón de la cocina. Al poco tiempo el gigante se quedo dormido y se puso a roncar de forma espantosa…Momento en que aprovecho el enano y le quito la bolsa de monedas (Para él un saco mayor que su tamaño) y con el a cuestas regreso por donde había llegado. Una vez descendió por la mata lo primero que hizo fue llevar las monedas al ayuntamiento y esconderlas en la caja fuerte. Se guardo unas pocas y se las entrego a Hechi diciéndole que eran para comprar unas ruedas nuevas y si le hacia falta más que se lo dijera que no había ningún problema. A Manel le regalo un microondas nuevo, a la Bruji una escoba con turbo y a Pili un libro de pócimas…La que salio mejor parada fue la Sirenuca que ha pesar de estar reñidos le regalo un modelito de “Cristian Pior” (Es que los de Dior valían un huevo). Todos se extrañaron pero nadie dijo nada ni se preguntaron de donde había sacado el enano el dinero para los regalos.

Pasaron los días y se quedo sin monedas. Claro con tantos regalos a unos y a otros. Y pensó: Tendré que darme otra vuelta por allí arriba a ver que pillo esta vez… Así lo hizo y volvió a subir por la mata de judías hasta llegar a las nubes. Volvió a entrar en la casa como la vez anterior y esperó (Esta vez sin dormirse). Volvió a aparecer el gigante que esta vez llevaba una gallina que dejo encima de la mesa y comenzó a decirle.- ¡¡PON, PON PARA MÍ, GALLINITA!!. Y esta comenzó a cacarear y puso un huevo de “ORO”. Al enano se le salían los ojos de las orbitas al verlo y se relamía solo de pensar: Con esta gallina tenemos resueltos los problemas de la granja pa toa la vida…Así que espero a que el gigante se durmiera como la vez anterior y agarro la gallina por el pescuezo para que no dijese ni pío y salio corriendo con ella. Cuando regreso al Bosque dijo que era su ultima adquisición y ante el asombro de todos dijo.- ¡ Gallinita bonita pon para mí!. Y esta comenzó a cacarear y puso un huevo de “ORO” como lo hiciera anteriormente. Todos se frotaban las manos pensando que con la “Gallina de los huevos de Oro” se habían terminado los problemas de la Granja y del Bosque…




Pero la cosa no queda aquí…Como todo aquel que posee riquezas, Toca-Weps deseaba tener aun más y decidió volver a subir por la mata que ya sabéis…Y volvió a repetirse lo de las veces anteriores. Solo que esta vez lo que el gigante tenia era un “Harpa de Oro” que al decirle .- ¡ Toca harpa toca! Esta tocaba una música deliciosa y celestial…Como de costumbre el gigante se quedo dormido profundamente. Momento que aprovecho el enano para robarle el Harpa, pero al poner sus manos en ella… Esta se puso a gritar.- ¡¡SOCORROOO, SOCORROOOO QUE SE ME LLEVAAAAN, QUE ME ESTAN SECUESTRANDOOOO!!. El ogro se despertó con los gritos y al ver al enano correr con el harpa, salio en su persecución…El enano más que correr volaba y llego hasta la mata y descendió por ella como un rayo. El gigante también descendió por la mata, pero un poco más lento. En cuanto el duende llego al suelo, cogio una sierra eléctrica y corto la mata de judías. El gigante cayo al vacío desde más de 50 metros dándose un ostión de Padre y muy Señor Nuestro contra el suelo. Con tal estruendo que los habitantes del Bosque pensaron que se les caía el cielo encima o que había un terremoto del temblor de tierra que produjo con su batacazo. Tuvieron que llevar al pobre gigante al hospital y le queda como para tres meses de convalecencia. (Un montón de costillas rotas, las dos piernas…Y no se cuantas cosas que han tenido que colocarle en su sitio )El ayuntamiento tiene que pagar los gastos de hospitalización y además han de devolver la gallina y el harpa a su verdadero dueño…La granja vuelve a ir tirandillo no más, y al duende lo acusan de un montón de cosas y esta en espera de juicio, cosa que como se descuide aprovechara la “Oposición” para intentar destituirle de su cargo como alcalde…”Y es que este duende de risa cuando no sale de una ya se esta metiendo en otra”…¡¡ A ver si tiene suerte y al menos recupera a su novia !!.

martes, 15 de marzo de 2011

HECHICERA Y LOS TROLLS



. Una noche mientras los habitantes del bosque dormían placidamente; en casa de nieves (Hechicera del Bosque) estaba ocurriendo algo muy malo. entraron unos seres muy extraños, tras los ruidos que causaban nieves se despertó, empezó a gritar pero nadie la oía, (Bueno la Sire si pero pensó que era que tenia compañía masculina y se lo estaba pasando pipa, y que equivocada que estaba. Por eso se tapo los oídos e intento dormirse de nuevo) estos la cogieron la amordazaron y se la llevaron, no sin antes destrozar parte del mobiliario intentando reducirla. Al amanecer cuando la Sirenuca se despertó y vio el desaguisado que había en la casa comenzó a preocuparse y llamo a su novio por teléfono. Este se presento corriendo como una bala y al llegar y verlo todo patas arriba llamo a Manel a Ángelita y a Sara y a la brujita Pili. Cuando todos llegaron empezaron a preocuparse de veras, todos se preguntaban por ella pero no sabían nada de lo ocurrido. Hasta que entraron en su habitación y un hedor nauseabundo les hizo retroceder.- ¡¡ Han sido los “Trolls”!! . Dijo Toca.- Solo ellos producen y dejan este pestazo. (El lo sabia porque estos seres lo habían atrapado en una ocasión y lo estuvieron torturando durante días intentándole sacar punta en la cabeza con una piedra de amolar en movimiento y otras atrocidades como hacerle bailar sujeto con una cadena agarrado por los cataplines) – Debemos de hacer algo. Dijo la Bruji.- ¿Y tú no has oído nada?. Pregunto Manel a la Sirenuca.
-¡¡ Pues si!!. Pero pensé que se estaba dando el filete con alguien. Pero me extraño mucho porque precisamente esta noche había luna llena…
Sara miro a Ángelita y a Manel de reojo y estos dos se pusieron como un tomate de rojos.
-Será mejor que miremos a ver si encontramos alguna huella para poder seguir y rescatar a nuestra amiga.- Corto tajante Pili, al ver que el comentario de la “Sardina” podía poner en aprietos al “Cocinitas y la Bruji”. Y es que todo el Bosque sabia lo que pasaba en las noches de “Luna llena”, pero la verdad es que se hacían los tontos pa no incomodarles. Y claro la verdad es que con los gritos que pegaban estos dos esa noche, nadie a excepción de Sirenuca oyó los de Nieves que eran de auxilio y no de otra cosa…


-Llamare a papa Lobo y seguirá su pista con su fino olfato, solo tenemos que darle a oler una prenda de Hechi. Dijo Sara.
- Eso no va a hacer falta. Respondió el enano.- Yo también se hacerlo. Y ante el asombro de todos y la mirada de reproche de su novia, copio del cajón de la mesita de noche unas braguitas de Nieves y se las paso por las narices, saliendo como un cohete de la casa y seguido por todos los demás.
El bicho corría que se las pelaba, parecía estar como hipnotizado y no respondía a las voces de los demás que le gritaban que no corriera tanto y a los gritos de su novia que le decía.- ¡¡ Ya te arreglare yo a ti cuando te pille “Rastreator”!!¡¡ Ya veras ya “Olfato de oro”!!...Y un montón de cosas más que me da vergüenza poner aquí…
Atravesaron todo el Bosque y más allá y en lo alto de un cerro, el Bicho se detuvo de pronto y levantando una pierna y con la cabeza como si de una pintura “Egipcia” se tratase y al igual que los perros de caza señalo con el dedo índice diciendo.-¡ Allí está en aquella cueva que se ve allí abajo entre la maleza!. Todos llegaron exhaustos junto a él y miraron a donde indicaba. Todos menos la Sire que se saco un zapato y se lío a zapatazos con él dándole en todo el “Hocico”. Lío una que tubo que mediar Manel.- ¡Ya esta bien les dijo, dejad vuestros líos para otro rato! Ahora lo que interesa es trazar un plan y rescatar a nuestra amiga.
Mientras en la cueva; Hechicera era torturada por los Trolls. Estos eran solo tres, pero más guarros y que si fueran una “Piara de cerdos” y mucho más feos que “Pegarle a su padre con un calcetín sudao”…Feos pero feos feos de verdad…La tenían atada a una silla y le habían puesto canciones de Manolo Escobar y del Fari…(Vaya bichos más crueles)…Y decían que solo la soltarían si esta les cedían parte de sus poderes mágicos…
Nuestros amigos como sabían que a los Trolls les gusta mucho la sopa de ajo, decidieron hacer el caldero de la Bruji hasta arriba del todo de sopa a la que le añadieron un potente somnífero…(Peor y mucho más potente que las canciones que le ponían ellos a Hechi). Así que esperaron a la noche y cuando ya estaba lista, Ángelita comenzó a gritar.- ¡¡ A LA RICA SOPA DE AJO!!¡¡ VENID A COMERLA QUE HAY PARA TODOS, CARAJOOO!!.
Los Trolls que no pudieron evitar el sentirse embriagados por el olor de la sopa y como sabían que las Brujas eran sus amigas y en más de una ocasión les habían dado de comer a cambio de sus servicios, no sospecharon nada y salieron de la cueva armados de sendas cucharas que más bien parecían los remos de una barca de grandes que eran y se lanzaron sobre la sopa zampándosela toda en un santiamén con el resultado esperado por todos. Cayeron al suelo como fulminados y roncando como los cerdos que eran. Momento en que aprovecharon todos nuestros amigos, y liberaron a Hechicera, que en cuanto salio de la cueva pregunto por Manel y Ángelita, pues habían desaparecido de repente y es que había luna llena.
Regresaron todos al Bosque menos ellos dos, que no los encontraron por ningún sitio. No sin antes lanzar un conjuro a los Trolls para que no volvieran por el bosque durante una temporada. Y eso si, los llevaron de vuelta a su cueva después de lavarlos y asearlos. (No querían que los rayos del sol los convirtieran en piedra) Cosa que disfrutaron como locas haciéndolo, Sirenuca y la Brujita Pili…(Los peinaron y hasta les hicieron trenzas y les pusieron lazos de colores diciéndoles que así estaban más guapos…
Y así por una temporadita volvió la tranquilidad al Bosque. Claro esta a no ser por los aullidos que se oían todas las noches mientras duro la luna llena.

miércoles, 2 de marzo de 2011

La reconciliacion del par de dos

El Bosque estaba patas arriba y nunca mejor dicho. El duende y la Sirenuca habían tenido una bronca de padre y muy señor mío, y desde entonces el Toca ni se preocupaba de cuidar el Bosque ni de ayudar a Manel en la cocina.
La bronca había sido tal que la Sirenuca decidió volver al Fondo de los Mares con su padre y hermanas… Desde entonces el “Fantasma del duende” deambulaba por el Bosque con la cabeza baja y apesadumbrado… Si si el “Fantasma”, porque eso es lo que parecía “Un alma en pena”. Sin afeitar y con unas greñas que le llegaban hasta la espalda y lo peor de todo con la misma ropa interior (No se había aseado ni cambiado de ropa y muda desde el día de la pelea).
Así andaba por el Bosque y en dirección a la Cascada Mágica que ocultaba la entrada al que antes era el Bosque Negro e iba a ir a esconderse en la cabaña en la que había nacido, (Ver LAS AVENTURAS DE SIRENUCA Y TOCA WEPS EN EL BOSQUE NEGRO) iba hacia allí lleno de rencor y carcomido por los celos. La Sirenuca se había conectado desde el Fondo del Mar en Facebook y puesto el comentario de que tenía otro novio y además subió la foto del “Presunto”. Cuando de repente aparecieron ante él tres hermosas hadas. El las conocía de vista pues en la Batalla para rescatar a su novia ( Ahora ex…) eran de las que más caña repartieron junto a su Jefa Saritina. Ellas le sonrieron y el pensó- ¡Bah!...
-¿A donde vas?.- Le pregunto la que parecía más decidida.
- ¡A perderme en el Bosque!. Respondió
- Últimamente estas muy descuidado.- Dijo la pequeña hada.- ¿Por qué no vienes con nosotras, que cuidaremos de ti y haremos que se te pasen todas las penas y el rencor que sientes hacia tu novia?
El duende pensó que no tenía nada que perder y se dejo llevar…
Dos de ellas lo sujetaron por los brazos y la otra de la parte de atrás de los calzones (En el sitio en que la espalda cambia de nombre). Las hadas lo llevaron volando hacia un lugar en lo más profundo del bosque. Un sitio que solo conocen las hadas y los elfos. ¡Y claro está la Hechi, que para eso el Bosque es suyo!… Allí había un manantial con un pequeño estanque cuyas aguas eran “Milagrosas”, pues devuelven la juventud a quien beba de él. Las Hadas sin pensárselo dos veces, dejaron caer en él al enano…Que por poco se ahoga, cayo como un plomo en el agua y como no sabe nadar se quedo varado en el fondo y con la cabeza enterrada en el lodo. Las hadas lo sacaron estirando de los pies y lo llevaron a la orilla. Allí le desprendieron de su ropa y mientras una lo enjabonaba entero de pies a cabeza, otra le cortaba el pelo y la otra le afeitaba. Cuando acabaron con él una de ellas le dijo- Mírate en el agua, ¿ a ver si te gusta como te hemos aseado?. El bicho al hacerlo se llevo tal sorpresa que levanto las manos a la cabeza (Todo el tiempo las tubo abajo, ocultando sus vergüenzas a los ojos de las haditas) y se quedo patidifuso y sin saber que decir. Aquel que veía no era él, aquella cara hacia como unos 130 años que no la veía. Había tragado tanta agua que había rejuvenecido una barbaridad (No aparentaba más de 20 o 25 años), estaba hecho un chaval…
Las hadas lo estuvieron cuidando y mimando e incluso dándole todos los caprichos y colmándole de besos, durante más de tres semanas (Según ellas para que se animara, que le veían muy “Bajo de moral“ desde que había reñido con la Sire). Y la cosa hubiera seguido de no ser que un día, Saritina y la Hechicera tuvieron que ir al estanque y los vieron allí a los cuatro. Las haditas estaban intentando levantar la moral al duende. Después de tantos días y noches sin dejar de pensar en su amada, este la tenia por los suelos y ya no había quien se la levantara y mira que lo intentaron de todas las formas y maneras, además al pobre ya no le quedaba ni una gota de “Rencor”, las hadas se lo habían quitado todo todo…
Saritina les dio una buena reprimenda a las “Casquivanas” de las hadas. Y Hechicera agarro al duende de una de sus orejas y lo saco arrastrando de allí hacia el Restaurante, y dándole la “Vara” por el camino…



Al verlo, Manel también le canto las cuarenta y la Bruji no paraba de mirarlo de arriba abajo y de relamerse en silencio y cuando el avergonzado duende alzaba los ojos para mirar resignado a los que le estaban dando la bronca, la Bruji cerraba y abría la boca como queriendo morder y decía .-¡¡Ñam ñam!!...
El duende cabizbajo y asustado por los gestos de Ángelita, pidió perdón a los tres y prometió portarse bien y en ocuparse de sus quehaceres que tenia tanto tiempo abandonados…
Al fin llego la noche y después de cenar todos juntos, Toca se despidió deseándoles las Buenas Noches y diciendo que ya se verían a la mañana siguiente.- Ángelita le guiño un ojo y le tiro un beso. Pero él no se dio ni cuenta o si lo hizo, paso del tema…
Lo que nadie sospechaba es que aquella misma noche el enano se iba a fugar del Bosque en busca de su amada (Cuando la encontrara pensaba pedirle perdón de rodillas e incluso se hizo el propósito de pedir su mano al mismísimo Poseidón “O sea a su padre”)…Así que espero a que todos estuvieran dormidos (Pues lo habían visto tan mal que decidieron quedarse Hechi y los demás a dormir en casa de Manel)…Y salio sigilosamente y sin hacer ruido por la ventana de su habitación…
Salio en dirección a la playa donde se conocieron tiempo atrás llevaba consigo una bolsa con el equipo de submarinista que le había regalado Manel, cuando le dio la locura de ir a pescar calamares y pulpos, pero nunca lo uso (No sabe nadar). Pero al llegar a ésta no vio rastro de su amada. Paso mucho tiempo allí sentado en el embarcadero, como si esperara verla aparecer de un momento a otro y desesperado y viendo que no era así, arrojo una rama gruesa de árbol al agua y armándose de valor y sin otro tipo de embarcación que tuviera a mano salto sobre ella y ayudándose con los pies y remando con las manos se adentro en el mar….No le importaban ni las inclemencias del tiempo ni los peligros que pudieran acecharle. Solo pensaba en encontrar a su sirenita del alma y pedirle perdón y hasta su mano. (Bueno o su Cola o lo que sea). La cuestión es que no volvería al Bosque si no era acompañado de ella.
Lo que él no imaginaba ni sospechaba en ningún momento es, que su amada había dejado allí escondido junto al embarcadero, a su fiel guardaespaldas Sebastian. Con la misión de avisarla en cuanto el enano apareciera por allí. Cosa que hizo nada más vio que el duende se subiera a su improvisada embarcación.
Llevaría navegando como 5 o 6 horas cuando se quedo dormido, agotado por el cansancio. Dormía tan profundamente, que no se dio cuenta de que por allí merodeaba una “Orca” hambrienta, que al verlo se abalanzó sobre él engulléndolo de un solo bocado.
Cuando despertó lo hizo en un sitio oscuro y que además olía muy fuertemente a pescado. Encendió la linterna que llevaba en la bolsa y entonces se horrorizo; Estaba dentro de la barriga del cetáceo. Entonces se sintió perdido y sin saber que hacer para salir de allí. Ya era la segunda vez que se lo tragaba algún “Bichejo” y empezaba a estar hasta los Weps. Por mas que le daba a su pequeña cabeza, no encontraba la solución a como salir de allí y su desesperación crecía por momentos solo de pensar en que ya no vería nunca más a su querido “Amorcito”.
Mientras todo esto ocurría, en el Bosque... Habrían pasado ya unas dos horas desde que se fueron todos a dormir, cuando Ángelita se le ocurrió el levantarse para hacer una visita al enano. Y al abrir sigilosamente la puerta de la habitación de este, lanzo un grito que se oyo desde la otra punta del Bosque.-¡¡ EL TOCA SE HA IDO VENID TODOS!!. Gritaba (Más por no encontrarlo en su camita, que no por el echo de que se hubiera largado)…Una vez se reunieron todos en la habitación del enano, dijo.- ¡Este se ha largado a buscar a su sardinita!...Todos asintieron, pues pensaban lo mismo. – Tenemos que ir a buscarle, no vaya a ser que le ocurra alguna desgracia.- Dijo
la Hechicera.
Y así partieron todos en su busca.
Sebastian en el momento que vio adentrarse en el mar al enano, nado lo más rápido que pudo hasta llegar al Palacio de Poseidón en el fondo del mar. Una vez allí contó que Toca se había adentrado en el mar a bordo de una rama de árbol, para ir en busca de Sirenuca… Ésta no sabia si reír o llorar de la alegría al saber que su enano aun la quería. Su padre al darse cuenta le comento.- ¿Y porque no vas a su encuentro, no sea que le ocurra algo malo?...
De este modo (Con la aprobación de su padre) y siempre acompañada de Sebastian, partió al encuentro del enano.
En resumen: Que le buscaban sus amigos del Bosque y también su Amorcito…
…Pero mientras el duende estaba desesperado. Encerrado en la barriga de la Orca, sin poder moverse y sin poder hacer ninguna gamberrada y lo peor de todo: Sin ordenador ni INTERNET…El pobre lo estaba pasando muy mal de verdad…
Lo que él no sabia es que como Manel no era “Tonto”, se había imaginado que el duende saldría a buscar a su exnovia tarde o temprano; le había puesto un localizador GPS en el traje de “Duende Rana”. Así que cogieron la barca que usaba Hechicera para dar sus paseos por mar y de dirigieron rumbo a la señal o sea mar muy muy adentro…
La Orca que estaba tomando el sol como si nada, vio acercarse la barquita a lo lejos y como era prima de la Orca Ulises y tía por parte de madre de Willy, sabia por ellos que los Humanos solían dar comida a las Orcas, por lo que pensó.- ¡¡Me acercare a ellos y a lo mejor me echan algo de comer!!...Cuando estuvo junto a ellos, en vez de comida lo que le echaron fue una bronca de “Cuidado”.Ángelita no paraba de repetir.-¡ Orca mala, escupe al enano!.
La Orca que no sabia por donde venían los tiros pregunto.- ¿Qué enano?. Yo solo me he comido un pajarillo que estaba encima de una rama, y que por cierto es muy indigesto. ¿No se porque tengo la barriga revuelta?...
Saritina le explico que era el enano que iba subido encima de la rama y no un pajarillo.
La Orca se disculpo alegando .- Es que últimamente no veo muy bien pero ya tengo visita con el oftalmólogo para el mes que viene…
Nuestros amigos la disculparon y le rogaron que dejara salir al Toca.
Como ésta no sabia como hacerlo si no era vomitando, contesto.- Pues eso no creo que pueda ser hasta que no vaya a hacer “Popo”. Pero entonces, María Pilar que se sabia de memoria el cuento de “Pinocho”.Propuso: ¿Y si le hacemos estornudar?.
Manel sin pensárselo dos veces saco un bote de pimienta de su “Botiquín de campaña”, ya que siempre llevaba en él sal, pimienta, aceite y vinagre (Por lo que pudiera pasar) y lo vació casi por entero en la nariz de la Orca…Esta, naturalmente no tubo otro remedio que estornudar y lo hizo tan fuerte; que salio un gran surtidor de agua por ella y justo arriba del todo Toca-Weps, igual que “l’ou com balla” (Tradición originaria del día de Corpus en la Catedral de Barcelona, que consiste en poner un huevo vacío y tapado con cera en lo alto del chorro de una fuente surtidor para que gire y baile sin caer).
Después de despedirse del cetáceo y de insistir en que no dejara pasar la visita al “oculista” y de darle la consabida bronca al enano, volvieron hacia la playa con la promesa de ayudarle a recuperar el amor de Sirenuca y de que él no intentara ir solo a verla…Cuando llegaron a tierra, Manel hizo una tortilla de patatas y se la comieron entre todos mientras pensaban la forma de ayudar al enano…
Pero mientras todo esto ocurría: Sirenuca y Sebastian iban al encuentro de Toca. Iban nadando felices y contentos, cuando se vieron sorprendidos por la Hechicera de las Profundidades (Una archienemiga de Poseidón y fea y rara de cuidado; mitad del cuerpo para abajo con patas de calamar y la parte de arriba de mujer, “Eso si fea de cuidado, con gafas y nariz de payaso y cabello de coral”). Atrapo a Sirenuca y Sebastian en una red que coloco a su paso y se los llevo a su gruta en los “Abismos Marinos”…

La sirenita estaba en un rincón de la gruta llorando.-¡¡ BUUUUAAAAA!!¿¿ QUE SERA AHORA DE MI NOVIO??¡¡BUUUUAAA, YA NO LE VERE MÁAASSS, BUUUAAAAAA!!. La “Bruja de Mar”, estaba hasta el “moño” de oírla llorar. Por lo que le dijo a Sebastian.- ¡Tu pedazo de “Cangrejo”, ahora mismo vas a ir a ver a su padre y le vas a decir, que si quiere ver a su hija sana y salva que tiene que estar dispuesto a pagarme un rescate!. Sebastian asintió con miedo y la Bruja le dejo libre, no sin antes advertirle.- ¡Y dile que si intenta engañarme, no la volverá a ver jamás!.
El cangrejo salio nadando más rápido que un cohete, pero en lugar de ir a avisar al padre de Sirenuca, se fue en dirección a la playa donde se encontraban todos los amigos del Bosque merendando la tortilla de patatas…Nadaba mientras pensaba.- ¡Si regreso ante Poseidón sin la Sire, es capaz de convertirme en “Crema de Marisco”, mejor me voy hacia el Bosque y le pido ayuda a Hechicera y Manel…
Llego exhausto a la playa y justo cuando iban a dar cuenta de la tortilla todos nuestros amigos. Al verlo llegar corriendo por la arena, Toca le preguntó .- ¿¿Qué es lo que ha pasado??. Temiéndose lo peor al ver al Cangrejo en el estado de excitación en el que venia (Parecía que le iba a dar un PATATÚS)…Sebastian les contó lo ocurrido y decidieron ir todos a rescatar a Sirenuca.
Así que prepararon los trajes de neopreno, las aletas de buceo y todo el equipo necesario para sumergirse en el mar y así rescatar al “Amorcito” del duende. Subieron a la barca y guiados por Sebastian se hicieron a la mar nuevamente.
Pronto llegaron al lugar en que les indico el cangrejo.- ¡Aquí es!. Dijo.
Y sin pensárselo saltaron todos al agua, precedidos de Sebastian y Toca , este armado con el tenedor haberse comido la tortilla como si fuera un tridente.
La “Bruja Bicho” los vio llegar y no podía aguantarse la risa al ver aquel ejercito improvisado de buceadores y capitaneados por un cangrejo y un duende…
Se coloco defensivamente delante de la gruta y agitando sus tentáculos como las aspas de un molino.
Toca intentó colarse por la parte de abajo, y la malvada Bruja se lo impidió sujetándole por la botella de oxigeno y arrancándosela de un tiron…El duende se sintió perdido…Sin oxigeno moriría a manos de la bruja “Cefalópodo” noto como la cabeza le daba vueltas, pero entonces: ¡Oh sorpresa! Se dio cuenta de que respiraba sin necesidad de ella…(Todo humano “en este caso duende”. que es besado por una sirena de la que esté enamorado, puede respirar bajo el agua siempre que su amada se halle cerca).
Así que aprovechando que ya no le prestaba atención, rodeo a la Bruja y le dio unos toquecitos en el hombro. Cuando está se giro el enano le clavo el tenedor en toda la nariz (Y creedme, eso duele) con todas sus fuerzas, con lo que logro que la Bruja saliera huyendo y pudiendo rescatar a su novia que no daba crédito a sus ojos al ver como su “Amorcito” hacia poner “Tentáculos en Polvorosa” (Vamos que salio por Tentáculos) a la archienemiga de su papaíto, y lo guapo y joven que estaba.
Una vez rescatada y ya todos en el Bosque incluido Sebastian, mandaron un EMAIL a Poseidón diciendo que todo estaba en orden y que Sirenuca volvía a quedarse en casa de Hechi y que se había reconciliado con su novio. Por lo que todos, felices y contentos hicieron una fiesta para celebrarlo. Pero no se dieron cuenta de que Manel y Ángelita se fueron antes de que anocheciera…¡¡Y es que ese día había “Luna llena”…¿¿Ande andarían??...¡¡No sé!! ¿¿Y vosotros??... Je je je…¡¡Aaaaaaaaauuuuuuu!!.